viernes, 1 de marzo de 2013

TEORIA BASICA DE MANICURA

Estructura y partes.

Para comenzar, es muy importante conocer cuál es la estructura de la uña y cuáles son las partes que la componen, ya que esto nos ayudará a identificar sin problemas las partes a tratar, y la forma de tratarlas, durante la sesión.

La uña es una membrana con forma y textura de lámina, la cual tiene tres capas de queratina (una proteína con estructura helicoidal).
Se sitúa en la cara dorsal de la última falange, tanto en los dedos de las manos como en los dedos de los pies.

Respecto a las tres capas que posee, la primera capa es la que se encuentra expuesta, y se denomina queratina, la segunda capa se denomina queratina media y la tercera queratina sensible. Las tres capas son muy delicadas, pueden rasgarse o separarse con el uso excesivo de tijeras o corta-uñas.

Es importante resaltar que cualquier tratamiento que se aplique afecta siempre a las tres capas mencionadas, ya que estas, además de estar unidas por grasa y humedad, poseen poros que posibilitan la absorción de los productos.
Lo siguiente es saber las partes más importantes que componen o rodean la uña. La imagen que encontrarás a continuación te permitirá distinguirlas claramente.
1. Borde
2. Línea amarilla
3. Borde lateral
4. Lamina ungüeal
5. Lúnula
6. Cutícula
7. Matriz Proliferante
8. Repliegue dorso ungüeal

El reconocimiento de estas partes resulta importante no solo para la aplicación de la manicure, sino también para comprender otros aspectos relacionados al tratamiento de las uñas, por ejemplo su crecimiento.

La uña crece de forma longitudinal, partiendo de la matriz proliferante. Según diversos estudios, crece un aproximado de 0,1mm diarios en la adultez; esto indica que la recuperación de una uña completa tarda entre 5 y 6 meses. Por otro lado, la lúnula funciona como un indicador de la edad: en la niñez su presencia es un muy tenue, en la adultez muy marcada y en la senectud suele ser opaca.

La uña saludable

Uno de los aspectos más importantes a tomar cuenta al momento de realizar una sesión de manicure es el estado de la uña, es decir, si está saludable o no.
Resulta vital el reconocimiento de la uña sana, pues de ello dependerá si la sesión puede realizarse de manera normal o no.

Las sesiones de manicure para uñas enfermas tienen otra connotación, pues funcionan más que nada como un tratamiento paralelo o de control a un tratamiento principal previamente prescrito por un médico.  

La uña sana debe tener las siguientes características:
  • Su color debe ser blancuzco, rosado y traslúcido.
  • Su apariencia debe denotar porosidad.
  • Su textura exterior debe ser firme y flexible.
  • Su textura interior debe ser acuosa.
Formas de la uña
También es importante tener un conocimiento previo sobre las distintas formas de uña que existen. Por supuesto, estas pueden tener una variación particular en cada persona, pero de manera general podemos decir que existen 12 formas, las cuales puedes apreciar en la imagen que te presentamos a continuación:
(1) grandes
(2) pequeñas
(3) estrechas
(4) anchas
(5) cuadradas
(6) cuadradas pequeñas
(7) almendradas
(8) avellanadas
(9) ligeramente convexas
(10) convexas
(11) cóncavas
(12) encorvadas o aduncas


Saber identificar el tipo de uña que se va a tratar es imprescindible para poder limar o recortar de forma correcta.
A continuación te indicamos cómo debes limar o recortar de acuerdo a cada tipo de uña: Las uñas con las formas 1, 2, 3 y 4 nunca se deben limar o recortar hasta llegar a la piel.
Además, es necesario dejar crecer los bordes para lograr una forma ovalada.Las uñas con las formas 5, 6, 7 y 8 se deben limar o recortar respetando siempre la forma del ángulo que presentan (generalmente se trata de una forma ovalada).
Las uñas con las formas 9, 10, 11 y 12 se deben limar o recortar buscando dejar unos pocos milímetros al borde de la piel, siguiendo siempre una línea perpendicular al dedo.
Como dijimos anteriormente, estas formas no tienen porqué ser exactas, la idea es que siempre compares la uña que vas a tratar con los modelos que te hemos presentado y evalúes cuál es el que más se le parece.
Perfecto, ahora ya dominas las nociones básicas sobre las características de la uña, así que puedes pasar sin problemas a la siguiente lección, en la cual te enseñaremos cuáles son los materiales con los que debes contar para poder realizar una sesión de manicure de la manera más adecuada. ¡Adelante!

 

4 comentarios: